ASPECTOS A TENER EN CUENTA PARA ELEGIR NUESTRAS SILLAS DE OFICINA

aspectos a tener en cuenta elegir silla oficina

Lo primero y por encima de todo que debemos valorar a la hora de elegir nuestras sillas o las que formarán la oficina, es el bienestar y la salud de los trabajadores ya que en la oficina se pasa cuanto menos ocho horas diarias, por lo que la silla se convierte en el elemento más importante para nuestra salud y no sólo para la decoración del espacio de trabajo. El bienestar de los trabajadores redundará en una mejora de la eficiencia, creatividad y productividad.

La silla de trabajo debe tener tanto el asiento regulable en altura como el respaldo reclinable para permitirnos tanto la relajación hacia atrás, como cualquier movimiento hacia delante y con refuerzo en la zona lumbar. Adicionalmente que tenga reposacabezas y reposabrazos, que tenga ruedas para facilitar el movimiento, que sea giratoria para favorecer el dinamismo y que sea un modelo tapizado o de malla técnica transpirable para un mayor confort. Estas son las características de una silla ergonómica para adaptarse a un uso intensivo y resistente al desgaste.

Los fabricantes tienen que poseer los correspondientes controles y ensayos de calidad para garantizar su resistencia, comodidad y durabilidad, además de usar materiales que garanticen la sostenibilidad.

El segundo aspecto será el presupuesto, como siempre que nos planteamos una nueva adquisición o un cambio, debemos de tener claro cuánto nos vamos a gastar y así poder valorar las diferentes características técnicas de una silla de oficina de calidad.

El tercer aspecto es la calidad de los materiales, qué materiales la componen. Materiales avanzados como el aluminio y los polímeros y plásticos técnicos, así como tejidos y tapizados de alta resistencia.

Importante para que no nos den gato por liebre, es conocer el lugar de fabricación junto con los certificados de calidad que nos ofrece el fabricante. Recuerda que lo barato a veces sale caro.

Y por último, el aspecto estético y el espacio que vamos a ocupar. Una buena idea es pensar en los colores de nuestra oficina o en los que representan a nuestra marca para buscar combinaciones adecuadas.

También, hay que considerar el espacio con el que contamos en nuestro lugar de trabajo, ya que podemos encontrar la silla aparentemente perfecta pero que ocupe demasiado espacio, haciendo que no puedan ser utilizadas. Por eso, lo recomendable es medir los metros cuadrados del espacio y calcular la cantidad de sillas que puede soportar ese espacio, o dejarse aconsejar por un especialista que se encargará de realizar las mediciones y ofrecerá las distintas alternativas en cuanto a características y acabados.

Sabiendo todo esto ¿te animas a ponerte en contacto con Cormorán Diseño de Espacios? o ¿prefieres ver algunas de nuestras propuestas para elegir silla de oficina?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.