LA CIMA DE NUEVA YORK. Arquitectura y espacio de trabajo.

espacios trabajo arquitectura

Una de las imágenes más icónicas de Nueva York es la de la Gran Manzana desde lo alto de alguno de sus vertiginosos miradores. Un lugar en el que la arquitectura es la estrella y en el que miles de empresas tienen sus espacios de trabajo.

La apertura de The Summit en la cima del One Vanderbilt, un gigante de 427 metros situado en la esquina de la calle 42 y Vanderbilt Avenue, junto a la histórica Grand Central Terminal, supone un antes y un después en la oferta neoyorquina.

No se trata simplemente de una espectacular plataforma de cristal situada a 324 metros de altura; es un mirador caleidoscópico que permite contemplar Manhattan desde una óptica muy distinta, a través de las imágenes que se reflejan en los espejos.

El artífice de esta experiencia hipersensorial, bautizada como Aire, es Kenzo Digital, un artista local reconocido por sus obras conceptuales a través de tecnología innovadora. Su última creación, The Summit, que en inglés significa cima, ocupa una superficie de 6.000 m2 distribuidos entre los pisos 91 y 93 repleta de espejos que, a través de sus innumerables fragmentos, crean un mosaico infinito que transforma y multiplica la percepción de Nueva York.

El edificio permite disfrutar de otras situaciones igualmente excitantes: el Ascent, un ascensor exterior de cristal que conduce al visitante hasta el piso 100, a 369 metros de altura acercándolo hasta el punto más alto del mirador, y el Levitation, unas cajas de vidrio transparente suspendidas sobre Madison Avenue, completan una experiencia de auténtico vértigo.

¿te atreves a vivir la experiencia en lo más alto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.